Qué es el outsourcing financiero

outsourcing financiero

Si vienes a este post es porque no tienes muy claro qué es el Outsourcing Financiero y te preguntas si es necesario para tu empresa o no. Quizás tienes una ligera idea que puede ser algo así como “esto debe de consistir en que te lleven las cuentas de la empresa”.

PUES LA RESPUESTA ES NO

Para llevarte las cuentas ya está tu Gestoría. Nosotros ni te vamos a llevar la contabilidad, ni te vamos a presentar el IVA ni te vamos a mandar las nóminas de tus empleados.

Pero si lo que quieres es tener más rentabilidad (más dinero en la cuenta bancaria) vendiendo lo mismo, saber por qué no tienes dinero en tu banco a pesar de estar vendiendo más que el año pasado o si alguno/s de tus productos o servicios son deficitarios por ponerte algunos ejemplos, estás en el sitio correcto.

Te lo cuento lo que le pasaba a uno de nuestros clientes y cómo lo solucionamos:

EMPRESA 1: Vendemos más de 10M€ y la empresa no tiene beneficio

Exposición del caso: nuestro cliente, un distribuidor a nivel nacional de productos relacionados con la construcción, tiene gran preocupación porque las cuentas de la empresa estaban mezcladas con otros negocios y con los gastos personales de algunos de los miembros de la dirección. El problema es que no sabían si la empresa era rentable o no…¡¡¡Y VENDÍAN 10 MILLONES DE EUROS!!!

Análisis realizados: lo primero que había que hacer era muy evidente: limpiar de polvo y paja la Cuenta de Resultados, el famoso Pérdidas y Ganancias.

Luego, dividimos la contabilidad por los Centros de Trabajo que tenían: 2 de los centros de trabajo distribuían producto y el otro centro tenía una pequeña fábrica de productos.

Así que preparamos Cuentas de Resultados distintas para cada centro de trabajo para ver qué estaba pasando.

Para llegar hasta la raíz del problema dividimos la Cuenta de Resultados a nivel de cliente, así que llegamos a saber la rentabilidad de cada uno de sus clientes.

¿Y qué descubrimos con todo esto?

Pues muchas cosas pero, básicamente, 3 problemas:

PROBLEMA Nº 1: Que la empresa no ganaba ni un solo euro, ¡¡¡después de haber vendido algo más de 10 millones de euros!!! La rentabilidad era apenas del 0,04% sobre las ventas (te dejo que hagas las cuentas). Esto fue considerado por la empresa como una tragedia, un jarro de agua fría que no se esperaban y que cambió muchas mentalidades.

PROBLEMA Nº 2: Que había duplicidad en los centros de trabajo pues hacían exactamente lo mismo y tan solo los separaba 50 Kms de distancia. Y, lo más importante, es que uno de ellos tenía bastantes pérdidas.

PROBLEMA Nº 3: Que había muchos clientes que no eran rentables, básicamente, los más pequeños. Cuanto más vendían más dinero perdían.

Visto lo anterior, había que tomar decisiones drásticas.

¿Y qué soluciones se adoptaron?

Solución 1: La más dolorosa fue la de cerrar uno de los centros de trabajo y centralizar la actividad en el Centro de trabajo principal para evitar la duplicidad de funciones y gastos.

Solución 2: se aumentaron los precios para el tramo de clientes deficitarios.

Solución 3: se estableció un Pedido Mínimo para poder servir al cliente.

¿Y qué resultados que se obtuvieron de todo esto?

Pues el primero fue la caída de ventas. Sí, estás leyendo bien, la empresa vendió menos en los meses siguientes y ese año se saldó con una caída de ventas importante pero en contraprestación…la empresa ganó más dinero. ¿Y eso cómo se consigue? Pues se consigue quitándote de en medio a los clientes que te hacen perder dinero aquellos a los que, cuanto más vendes, más te hacen caer en el hoyo. Siempre, salvo contadas excepciones, tienes que tener claro que SOLO QUEREMOS CLIENTES RENTABLES.

Y a final de año, lo que se obtuvo fue un aumento del beneficio de la empresa de un 3,1%, alrededor de 309 mil € en el primer año, y un 4.3% en el primer semestre del año siguiente, unos 206 mil € (en medio año).

Un magnífico caso de éxito

Por supuesto, los problemas no acaban aquí pero vamos mejorando y enfocándonos en aumentar la rentabilidad.

¿Quieres esto para tu empresa?

Si sigues con dudas, ¿qué tal si nos contactas y nos cuentas en qué podemos ayudarte? El Outsourcing Financiero se adapta a tus necesidades y situación actual.

Recuerda que cuanto más tiempo tardes en tomar acción más dinero estarás perdiendo.

Llámanos al 636 939 414 o escríbenos a info@midirectorfinanciero.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

TRANQUILIDAD EN TU C/C

Te ayudamos a saber cómo ser rentable, cómo crecer y qué decisiones tomar para conseguirlo.