¿Por qué un fondo de maniobra negativo me lleva a la suspensión de pagos?

Un fondo de maniobra negativo te puede llevar a la quiebra… o no.  Vamos a empezar por lo primero, saber qué es el FONDO DE MANIOBRA.

 

Imagínate que tienes un restaurante, con una clientela fiel. Y en el que, debido a la competencia de la zona, decides bajar tus precios. Al principio, todo va bien. Y no solo no pierdes clientela sino que ves que aumentas tus reservas. 

Pero, conforme van pasando las semanas, cada vez te cuesta más pagar a tus proveedores. 

Te preguntas qué está pasando y, como estarás imaginando, la bajada de precios ha hecho que tu restaurante ha dejado de ser rentable. Cada cliente que llega te hace perder dinero y, el haber aumentado la clientela, está haciendo que cada vez pierdas más dinero. 

 

Pero no vamos a tratar este problema sino el hecho de que te has quedado sin dinero para pagar a tus proveedores. Lo que ganas con tus clientes no te da para pagar lo que debes. Y esto es el Fondo de Maniobra negativo. 

 

Si lo vieras en tu balance tendrías que fijarte si tu Activo Corriente (o a corto plazo) es menor que tu Pasivo Corriente. En este caso, lo que debes en el corto plazo (préstamos, proveedores, salarios, Hacienda) es mayor que la suma de lo que tienes (inventario, caja y cuentas bancarias), más lo que te deben (clientes y Hacienda, básicamente). 

 

Es decir, estás en una situación transitoria de falta de liquidez que, si se alarga en el tiempo (normalmente, pocos meses), te llevará a la suspensión de pagos porque no tienes dinero para pagar todo lo que debes. 

Si vas al principio, decía que “Un fondo de maniobra negativo te puede llevar a la quiebra… o no”.

 

¿Y cuándo no te lleva a esta situación? Pues, por ejemplo, si eres un supermercado o un e-commerce, en donde cobras al contado y pagas a 60 días. Aquí, puedes invertir todo tu dinero que tienes en caja, en activos a largo plazo, por ejemplo, y llegar a un fondo de maniobra negativo puntual. Pero, como cobras al contado, si no hay problemas adicionales, tu situación de pagos seguramente no se va a resentir y no vas a llegar a esta situación que, es la antesala del cierre de muchos pequeños y medianos negocios como el tuyo. 

 

Probablemente, tu empresa se encuentre en el grupo de empresas que no cobra al contado o que, a pesar de todo, esté teniendo problemas de pago. Así que, tienes que controlar esta situación en todo momento y, si empiezas a tener problemas de pago, has de buscar dónde se están produciendo los desajustes. 

 

Si quieres conocer alguno de ellos, atentos a este blog en el que voy a ir desgranándolos poco a poco en próximos posts.  

Pero si necesitas ponerle remedio cuanto antes, entonces, escríbeme a info@midirectorfinanciero.com y te daré las claves. 

¿Hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

TRANQUILIDAD EN TU C/C

Te ayudamos a saber cómo ser rentable, cómo crecer y qué decisiones tomar para conseguirlo.