La solución para pagar tus impuestos sin (mucho) dolor

En nuestro anterior post hablamos sobre cuáles son las causas por las que tienes problemas para pagar tus impuestos. 

 

A la conclusión que llegamos es que LA CULPA NO ES DE HACIENDA, SINO QUE TÚ ERES EL RESPONSABLE de esta situación. 

 Bien, pero como aquí no se trata de echar broncas a nadie sino de aportar soluciones y ayudarte a gestionar tu empresa te propongo, a continuación, un remedio, una medicina que espero te dé las claves para quitarte el dolor de cabeza que te supone pagar los impuestos. 

 

Son 5 pasos que te propongo y que a ver qué te parece:  

 

PASO 1: ABRE UNA CUENTA BANCARIA NUEVA

Lo primero que tenéis que hacer es abrir una nueva cuenta bancaria. Si tu banco es de los que cobran bastantes comisiones búscate una banca por internet que no cobre pues va a ser una cuenta con pocos movimientos. 

En esta nueva cuenta bancaria vas a ir guardando mes a mes todos los impuestos que has generado en ese período. 

Con esto, lo que vas a conseguir es que vas a eliminar de tu cuenta general ese dinero que realmente no es tuyo o de tu empresa sino que es de Hacienda. 

Además, mentalmente, te va a ayudar a hacer tu gestión de tesorería de forma más eficiente y adaptada al dinero que realmente tienes en tu cuenta corriente general.

 

 

 

PASO 2: CALCULA LOS IMPUESTOS GENERADOS EN EL MES

El siguiente paso es calcular los impuestos que generas cada mes para así guardarlo en la nueva cuenta corriente.  

Tendrías que hacer lo siguiente: 

  • Suma tus ventas y calcula el IVA repercutido. 
  • Contabiliza tus compras y gastos y calcula el IVA que te puedes deducir. 
  • Resta al IVA soportado el IVA repercutido y traspasa esa cantidad a la cuenta corriente nueva, en caso de que el IVA repercutido sea mayor al soportado. 

(En caso de tener más IVA soportado que repercutido ten en cuenta que este sobrante te quedará para compensarlo al trimestre siguiente). 

  • Revisa las facturas de proveedores que tienen IRPF y traspasa también esa cantidad a la nueva cuenta.

 

PASO 3: NO TE OLVIDES DEL IMPUESTO DE SOCIEDADES 

En el caso de tener una sociedad, no puedes olvidarte del Impuesto sobre Sociedades. El Impuesto sobre Sociedades (o sobre la Utilidad, en algunos países latinoamericanos) es un impuesto que grava los beneficios de las empresas. Aunque tengas que pagarlo el año siguiente al que se generan los beneficios lo mejor es ir haciendo hucha. Para ello:  

  • suma tus ventas (sin IVA) y le restas tus compras y gastos (sin IVA también). Al resultado que te dé, si es positivo, calcúlale el 25% (En España) y mándalo también a tu nueva cuenta corriente. 
  • Si en algún mes tienes pérdidas ve compensando la cantidad guardada restando estas pérdidas del global de beneficios generados hasta ese momento. 

 

PASO 4: REPITE ESTOS 3 PASOS CADA MES 

Pues bien, ya sabes cómo hacer el cálculo de los impuestos que tienes que guardar y tienes una nueva cuenta donde guardarlos. 

Así que ahora, cada mes, tienes que hacer lo mismo y, cuando termine el trimestre y tengas que pagar los impuestos, traspasa estas cantidades a tu cuenta normal (o domicilia tus impuestos en la nueva cuenta, lo que prefieras). 

 

 

PASO 5: ¿Y QUÉ HAGO SI GUARDO MÁS DE LO NECESARIO? 

Si hace mal los cálculos y guardas algo más de lo que debías déjalo en la cuenta corriente nueva.  

Así tendrás un remanente para esas pequeñas multas que Hacienda nos impone por los pequeños fallos cometidos o te sirve para el siguiente trimestre en el que harás los ajustes necesarios para guardar lo estrictamente necesario. 

Bueno, pues hasta aquí nuestro sistema para no tener problemas en nuestros pagos a Hacienda. Si lo aplicas, dejarás de tener problemas. Te lo digo por experiencia pues este sistema lo estamos aplicando en todos nuestros clientes y realmente funciona. 

 

Y, si sigues teniendo problemas de pago a Hacienda, aún aplicando este sistema, el problema o los problemas pueden ser otros. Seguramente, no estás generando suficiente caja para que tu empresa se mantenga. 

En este blog iremos desgranando todas esas problemáticas y te iré dando soluciones para que vayas corrigiendo tus desajustes en tesorería. 

 

Pero si no quieres esperar, nos puedes contactar por el formulario  o escribirnos a info@midirectorfinanciero.com 

Cuéntanos en los comentarios qué te parece esta solución y, si la estás aplicando, qué resultado te está dando. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

TRANQUILIDAD EN TU C/C

Te ayudamos a saber cómo ser rentable, cómo crecer y qué decisiones tomar para conseguirlo.